Poema para Rodrigo Carazo

El poeta Minor Arias dijo que un día escribió este poema a Don Rodrigo, que ayer ha viajado hacia otro estado de la materia.

Queda el corazón como si un huracán estuviese afectando sus amarras.

Era un caballero, un visionario, nuestro presidente valiente, como le llaman quienes entendieron y supieron de su labor como mandatario.
 
Acontecimiento cuántico

 

Sonríe usted

y es un río en la curvatura de la montaña,

un atardecer con rotación perfecta

en los planetas del incienso.

Y podría uno atravesar la cordillera de Talamanca

sin ningún vaqueano,

o deambular a oscuras

envuelto en las banderas de lo incierto,

porque usted es la confianza.

Compatriota de la luz,

colega de Dios,

usted recrea y dignifica

todo cuanto frecuenta.

Santo de mi devoción,

eso un usted,

cuando pienso en país,

en patria, en soberanía.

Retorna uno a los caudales

del entusiasmo y  de la paciencia,

cuando usted aparece.

Usted es semilla para nuestra tierra

humus y nacimiento

para quienes seguimos la estela de sus motivos.

Desoriente por favor la muerte,

con la música que cotidianamente

su corazón inventa,

y no se vaya nunca,

como nunca se van los amaneceres

que despiertan

la reposada existencia de un pez.
Explore posts in the same categories: 1

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: